Uno de los tratamientos más innovadores en cuanto a lifting sin cirugía es Silhouette Soft.

Se trata de aplicar hilos tensores de forma no invasiva, que además no dejan ni marcas ni cicatrices. En las siguientes líneas te contamos todo lo que debes saber sobre esta técnica.

En qué consiste el tratamiento silhouette soft

Los hilos tensores que se utilizan en la técnica Silhouette Soft están compuestos por un polímero, ácido poli-L-láctico, cuyo uso está muy extendido en el ámbito médico y farmacéutico. ¿Las razones? Es un material 100 % biodegradable y además cuenta con una gran compatibilidad con el organismo humano, ya que este es capaz de reabsorberlo. Ha sido desarrollado en Estados Unidos y cumple con toda la normativa de la Comunidad Económica Europea. Se recomienda su aplicación a partir de los treinta años, puesto que se utiliza para combatir las primeras señales de envejecimiento con eficacia y también en casos con flacidez moderada. Se puede aplicar en distintas zonas del rostro, del cuello y el cuerpo como en brazos, abdomen, piernas, consiguiendo que el paciente luzca de nuevo un aspecto joven, pero sin perder la naturalidad.

  • Estas son las zonas en las que se recomienda su uso:
  • Cejas
  • Pómulos
  • Mandíbula
  • Contorno facial
  • Cuello

¿Por qué se consigue rejuvenecer el rostro con silhouettesoft?

Silhouette Soft garantiza unos resultados óptimos porque consigue al mismo tiempo dos importantes efectos:

  1. Producir colágeno. El colágeno consigue regenerar la piel y que esta recupere la elasticidad perdida. De esta forma, se atenúan tanto las arrugas como las líneas de expresión. Se logra borrar, en parte, los efectos del paso del tiempo en la piel.
  2. Efecto lifting. Se logra devolver al tejido del rostro la firmeza que tenía, combatiendo la tendencia que tienen algunas de sus zonas al descolgamiento, como las mejillas y el mentón. También se alcanza el mismo resultado en el cuello. El resultado es como si se hubiera realizado un lifting cuando se aplica a las personas indicadas.

¿Cómo se realiza el tratamiento Silhouette Soft?

Estos son los pasos que el médico seguirá a la hora de realizar el tratamiento Silhouette Soft:

  • Se aplica anestesia local en la zona a tratar.
  • Se inserta el hilo tensor unos 5 milímetros bajo la piel.
  • Los conos reabsorbibles se colocan en oposición.
  • El médico presiona suavemente la piel hasta conseguir la forma que está buscando, para alcanzar el efecto lifting.
  • En una media hora está terminado todo el proceso, que se realiza de manera ambulatoria. Ese mismo día puedes volver a tu rutina habitual. Debes tener en cuenta que el resultado conseguido durará alrededor de un año.

Ventajas del tratamiento silhouette soft

Silhouette Soft cuenta con las siguientes ventajas:

  • Recupera el colágeno.
  • Los hilos los reabsorbe el cuerpo.
  • Consigue un efecto lifting al momento.
  • Es un tratamiento rápido.
  • Se puede tratar una zona o varias a la vez.
  • Sus efectos duran hasta 1 año.

Por otro lado, sus efectos secundarios son mínimos y desaparecen en pocos días: algo de dolor, ligera inflamación, edema o un pequeño hematoma.

En principio cualquiera puede someterse a este tratamiento, pero es importante acudir a una clínica especializada, como Manzanares, para consultar tu caso en concreto.

Sin duda, Silhouette Soft es una gran alternativa para dotar a tu piel de ese aspecto joven que tanto añoras.

Llamar sin compromiso