La rinoplastia es una de las operaciones de cirugía estética más demandadas. Además, garantiza grandes resultados, siempre que esté realizada por un experto. No hay que olvidar que es una de las intervenciones con un mayor grado de personalización, ya que se consiguen estéticas únicas. Un buen cirujano buscará naturalidad y un rostro armonioso. Si te vas a someter a una operación de este tipo, seguro que te interesa conocer cómo es el postoperatorio de la rinoplastia.

¿Cómo es el postoperatorio de la rinoplastia en la mayoría de los casos?

La recuperación de la rinoplastia no suele ser demasiado complicada. Empezaremos por decir que en la mayoría de los casos no es necesario ingresar en el hospital, sino que el paciente recibe el alta después de la intervención. Se realiza bajo anestesia local y sedación o directamente con anestesia general.

Una de las grandes ventajas de esta intervención es que, gracias a la tecnología actual, el paciente puede ver los resultados que se lograrán antes de entrar siquiera en el quirófano.

Una vez que concluye la cirugía, la recuperación suele seguir estos parámetros:

  • Dolor. Después de la intervención es posible que sientas molestias o incluso dolor en la zona. Tu médico te pautará la toma de analgésicos para aliviar la situación.
  • Inflamación. Durante unos días la zona estará algo inflamada, poco a poco irá volviendo a la normalidad.
  • Hematomas. Es habitual que aparezcan hematomas en la zona intervenida y también a su alrededor. Por ejemplo, tener durante unos días los parpados inflamados y amoratados es normal. Como el resto de los síntomas, estos también irán desapareciendo con el paso del tiempo.

¿Qué cuidados debes tener en el postoperatorio de la rinoplastia?

Es muy importante que durante todo el postoperatorio de la rinoplastia sigas al pie de la letra los consejos de tu cirujano, el resultado final dependerá en buena parte de que lo hagas. Básicamente serán estos:

  • Tapones nasales. En muchos casos, durante las primeras 24 horas se colocan tapones nasales para minimizar el sangrando.
  • Descanso. Durante unos cuantos días tendrás que dormir con la cabeza elevada y boca arriba. De esta forma, contribuirás a que la zona cicatrice antes.
  • Férula. Durante una semana tendrás que llevar una férula para evitar que los huesos se desplacen.
  • Esfuerzos. No se recomienda realizar ningún tipo de esfuerzo durante unas tres semanas.
  • Ejercicio físico. Se aconseja que tampoco hagas ejercicio durante esas tres semanas.

Estos suelen ser los consejos más habituales, aunque ten en cuenta los de tu cirujano. Seguro que ahora que ya sabes cómo es el postoperatorio de la rinoplastia te animas a pasar por quirófano. Y si aún tienes dudas, siempre puedes consultar a nuestra doctora. ¡Pide cita ahora!

  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
  • Me hicieron una operacion en el pecho y me lo hicieron muy bien estoy feliz con los resultados
  • Tratamientos excelentes Resultados espectaculares Trato agradabilisimo, alta profesionalidad
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso