La medicina estética tiene efectos no solo a nivel físico, sino también emocional, mental y psicológico. En muchos casos, son casi más importantes estos últimos que el primero. En las siguientes líneas queremos mostrarte en qué consiste la feminización facial. 

¿Qué es la feminización facial?

La feminización facial se basa en modificar aquellas zonas del rostro que suelen tener diferencias entre los sexos. Esto incluye una variedad de procedimientos que pueden afectar a áreas como frente, nariz, pómulos, labios, mandíbula y barbilla. El objetivo es ayudar a la persona a sentirse más cómoda y alineada con su identidad.

¿Qué intervenciones conlleva la feminización facial?

Estas son algunas de las intervenciones que suele incluir la feminización facial:

  • Reducción de la frente. Consiste en reducir el tamaño y la prominencia de la frente, así como en elevar las cejas y suavizar el arco superciliar.
  • Rinoplastia. El objetivo es afinar y armonizar la nariz con el resto de la cara, respetando las proporciones y el equilibrio facial.
  • Aumento de pómulos. Se emplea ácido hialurónico, grasa propia o implantes para dar volumen y proyección a los pómulos, lo que resalta la feminidad del rostro.
  • Reducción de mandíbula. Se reduce el ancho y el grosor de la mandíbula para suavizar el contorno facial y eliminar el aspecto cuadrado.
  • Mentoplastia. Se realiza una modificación del mentón para darle una forma más redondeada y menos angular, algo que logra unas facciones más delicadas. 
  • Reducción de la nuez. Se trata de eliminar el cartílago tiroides que sobresale en el cuello y que es característico de los hombres.

Consejos para el postoperatorio de la feminización facial

El postoperatorio de la feminización facial depende del tipo y el número de intervenciones que se hayan realizado. En general, se recomienda:

  • Reposo relativo durante los primeros días, evitando esfuerzos físicos y exposición al sol.
  • Aplicar frío local y tomar analgésicos para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Dormir con la cabeza elevada y evitar movimientos bruscos del cuello.
  • Seguir una dieta blanda y líquida durante las primeras 48 horas, evitando alimentos duros o picantes.
  • Mantener una buena higiene de las heridas y seguir las indicaciones del cirujano para el cambio de vendajes y curas.
  • Acudir a las revisiones periódicas para comprobar la evolución y retirar los puntos.

La recuperación completa suele tardar entre 3 y 6 meses, tiempo en el que se aprecian los resultados definitivos. 

¿Cuáles son los beneficios de la feminización facial?

La feminización facial tiene un profundo impacto en la vida de las personas. Estos son algunos de sus beneficios:

  • Mejora de la autoestima. Al sentirse más cómodas con su apariencia facial, se suele experimentar una mejora de la autoestima.
  • Reducción de la disforia de género. Reduce la angustia emocional causada por la incongruencia entre el género de una persona y su cuerpo.
  • Mejora de las relaciones sociales. Al sentirse más seguras, las personas pueden experimentar mejoras en sus relaciones sociales y la forma en que son percibidas por los demás.

Ahora que conoces qué es la feminización facial, en Clínica Manzanares nos ponemos a tu disposición para ayudarte durante todo el proceso. 

  • Gracias a la Doctora Virginia y a su equipo, ahora estoy mucho más segura conmigo misma, han hecho desaparecer todas mis inseguridades. Son un equipo... Leer más
  • Es la primera visita y en mi caso tenía un buen amigo que me la había recomendado. Desde el primer momento ya en la recepción me atendieron de mane... Leer más
  • Me hice un aumento de labios con ácido hialurónico hace un año y cuando fui a revisármelo no me había bajado nada el relleno. Incluso repetí y m... Leer más
WhatsApp chat
Te llamamos gratis

¿Necesitas asesoramiento profesional?

Te llamamos gratis