Un mal diseño, una mala cicatrización o un recuerdo que se quiere dejar atrás son motivos suficientes paraquerer eliminar un tatuaje.

Deshacernos de él ya no es imposible, sin importar el color y el tiempo que lleva en tu piel.

Eliminar tatuajes se ha convertido en un tratamiento cada vez más solicitado, y es que los motivos de quererlo son varios, desde personales hasta temas laborales. Decirle adiós a un tatuaje ya no conlleva largos y dudosos procedimientos, tampoco la duda en torno al resultado final, ahora existen mecanismos que garantizan el borrar un tatuaje sin dejar una marca visible.

Una de las mejores técnicas es el TEPR (Trans Epidermal Pigment Release), que de acuerdo con Journal of Clinical &Experimental Dermatology Research, el mecanismo utiliza la teoría de la cicatrización de heridas. Su aspecto es similar al de un bolígrafo que se llama ‘Magic pen’ y que infiltra el producto natural que ayuda a que el tatuaje desaparezca.

La técnica TEPR se basa en microagujas muy precisas que, al colocarlas sobre la zona del tatuaje, a través del magic pen, crean parches en forma de círculo, pues las agujas infiltran un preparado natural que provoca la expulsión de todos los pigmentos que salen al exterior a través de la piel.

Este proceso elimina de forma permanente el tatuaje, sin importar si es negro, con diferentes colores o mezcla de ellos. El tamaño y la antigüedad tampoco importan para determinar la eficacia de este proceso, pues se hace de la misma manera y no implica quemaduras.

En comparación con el láser, este tratamiento suele ser más seguro y económico. La duración del mismo depende del tamaño del tatuaje, el cual determina también la cantidad de sesiones que se pueden realizar.

En Clínica Manzanares eliminamos tatuajes a través de la técnica TEPR. Si estás pensando en borrarte un tatuaje que prefieres no seguir llevando en tu piel puedes solicitarnos una consulta donde haremos un estudio de tu caso.

Llamar sin compromiso