La cirugía estética es una de las grandes ventajas de vivir en este siglo. Gracias a ella se pueden corregir algunos rasgos del rostro o del cuerpo. Pero es muy importante que lo veas con esta objetividad, sin sobrepasar los límites. Las operaciones estéticas no solucionan los problemas de autoestima, aunque pueden ayudar a mejorarla

Cómo influye positivamente la cirugía estética en la autoestima

Querer hacer cambios físicos es algo normal. La necesidad de verse mejor no quiere decir que se tenga un problema de autoestima. Todo el mundo reconoce que hay alguna parte de su cuerpo que no le gusta y que le gustaría cambiar.

Una persona con una buena autoestima puede someterse a una intervención de mejora porque una parte del cuerpo no le parezca bonita, simplemente. Cuando ve los resultados, se mira al espejo y se siente mejor. Una persona con problemas de autoestima se siente acomplejada y cree que no puede tener una relación normal con los demás a no ser que cambie su físico.

La cirugía estética es un medio para que te sientas mejor contigo mismo. Puede ayudar a mejorar la autoestima, pero no puede dársela a quién no la tiene. Se espera que si decides someterte a una intervención de este tipo estés fuerte emocionalmente.

Detectar la falta de autoestima

Antes de someterte a una intervención de cirugía estética, piensa en las razones que te llevan a hacerlo. Los siguientes puntos pueden ayudarte a saber el motivo por el que quieres pasar por el quirófano.

  • Por qué quieres cambiar. Analiza los motivos que te llevan a cambiar de aspecto. Pregúntate si aquello que quieres modificar es por mejorar o es porque no te gusta cómo eres. Si sientes complejo, te privas de hacer cosas por vergüenza o no puedes mantener conversaciones con normalidad, es posible que la solución no sea la cirugía y tengas que acudir a otro profesional.
  • Insatisfacción. Otra cosa que puede indicar que existe un problema de autoestima es la insatisfacción. Después de una operación exitosa, se espera que el cliente sienta satisfacción y se encuentre mejor consigo mismo.
  • Obsesión. La obsesión con el cuerpo puede ser otro indicativo de baja autoestima. Si todas las conversaciones giran en torno a las imperfecciones físicas propias o ajenas, o si escondes tu cuerpo, es posible que exista un problema.

Si deseas mejorar tu apariencia para subir la autoestima, has de consultar a los especialistas. Haz tu consulta en Clínica manzanares y un profesional de la medicina estética te aportará las mejores soluciones.

Llamar sin compromiso