1ª VISITA GRATIS con la directora médica hasta el 15 diciembre. ¡Aprovecha!

Las orejas de soplillo son motivo de burlas y chistes desacertados. No importa la edad, los comentarios inoportunos y los complejos pueden generar mucha inseguridad. Es por eso que algunas personas se privan de recogerse el pelo o de llevarlo corto. Si es tu caso, no te preocupes más. En Clínica Manzanares tenemos la solución para las orejas de soplillo.

Otoplastia, la solución a las orejas de soplillo

La solución para las orejas de soplillo es una otoplastia. Esta intervención permite el cambio de posición y forma de los pabellones auditivos, lo que incluye corregir la separación.

La edad desde la que se puede realizar la intervención es entre cinco y siete años. Hacerlo tan temprano tiene algunas ventajas. Por ejemplo, son los años de mayor vulnerabilidad y en los que es más probable recibir comentarios negativos. Es el momento perfecto para atajar el problema.

Otra de las razones de por qué hacerla a edades tempranas es la capacidad de recuperación. La cicatrización y la regeneración de los tejidos es superior en los niños que en los adultos. Además, el cambio llama menos la atención que cuando lo hace un adulto.

Sin embargo, si no ha sido posible corregir la separación durante la niñez, nunca es tarde. Una otoplastia siempre es un cambio positivo, genera bienestar, confianza y seguridad a cualquier edad.

Cómo se realiza una otoplastia

La otoplastia es una intervención compleja, que debe realizarse con cuidado y siempre de la mano de un profesional. El proceso varía de unos casos a otros y suele requerir la eliminación parcial del cartílago o de un área de la piel. Con esto se reduce la tensión y es posible modelar la oreja con mayor facilidad.

Una vez terminada la parte quirúrgica, que dura entre 60 y 90 minutos, se coloca un vendaje. Es muy importante mantenerlo en su lugar, para disminuir la inflamación y alcanzar el resultado final óptimo, así como minimizar el riesgo de infecciones.

La operación conlleva un periodo de recuperación de dos a tres días. Durante este, han de llevarse puestos los vendajes. No es inusual prolongar un poco más el tiempo, dependiendo de la operación y del paciente. El resultado es inmediato, pero habrá que esperar tres meses para ver los resultados definitivos.

Si quieres realizarte una otoplastia, ponte en manos de Clínica Manzanares. Nuestros médicos no solo pueden corregir las orejas de soplillo, también pueden rectificar la asimetría, reducir el tamaño excesivo o recomponer una parte perdida o deteriorada.

Llamar sin compromiso