Mamas tuberosas, mamas caprinas, mamas tubulares o hernia areolar, se caracterizan por presentar una mama alargada, una areola muy grande, pechos separados entre si y asimétricos.

Es una anomalía de la base de la mama que presenta una banda de constricción-fibrosis, faltando contenido en los cuadrantes inferiores de la mama y una herniación secundaria del contenido mamario a través de la areola, dando un aspecto de tubo al pecho y areola.

Existen diferentes tipos de pecho y cada uno posee unas características diferentes. Las mamas tuberosas son bastante fáciles de identificar debido a la deformación antiestética que sufre la mama, pudiendo llegar a acomplejar y minar la autoestima de la persona.

Si sospechas que puedes padecer de pecho tuberoso, pero no estás completamente segura, no te preocupes. A continuación, te damos las claves para que conozcas qué es y qué grados tiene.

¿Qué es el pecho tuberoso?





Las mamas tuberosas son aquellas que, durante la pubertad, sufren un desarrollo insuficiente del diámetro de la mama obligándola a crecer por la zona más débil, la areola, desarrollándose con un aspecto cónico o tubular que afecta a toda la mama, dando lugar a unos pechos alargados, sin volumen en la parte inferior con una areola muy grande, antiestéticos y asimétricos. Su pequeño tamaño tampoco ayuda a que estos se vean mejor, por lo que pueden llegar a ocasionar un gran complejo en las mujeres, lo que genera un impacto físico y psicológico bastante importante.

Este pecho es visible tras el desarrollo puberal, ya que es en la etapa de crecimiento donde empieza a hacerse notable la anomalía en el desarrollo de la mama. No obstante, no tiene ningún tipo de repercusión para la salud física de la persona.

Grados de las mamas tuberosas

La mejor forma de dar con una solución adecuada a este problema es, primeramente, identificar si padeces de mamas tuberosas. Los síntomas son fáciles de reconocer, siendo la forma cónica del pecho el más notable de todos, aunque también hay que tener en cuenta la asimetría de los senos y la separación pronunciada que presentan y el tamaño aumentado de la areola-pezón.

Esta malformación puede afectar a uno o ambos pechos, dándose de forma casi imperceptible en los casos más leves. Sin embargo, es necesario conocer el diagnóstico para poder realizarse, si así se desea, una cirugía de remodelación del pecho.

Existen diferentes tipos de mamas tuberosas en función de la deformidad y un tratamiento distinto según el caso. Para ello, las clasificamos en distintos grados:

  • Grado 1. Una mama tuberosa de grado 1 presenta un cuadrante inferior interno poco desarrollado, causando que la areola mire hacia abajo. Suele ser el tipo más común de pecho tuberoso y es de carácter leve, es el más frecuente.
  • Grado 2. En este caso, la mama muestra una constricción que afecta a toda la parte inferior del pecho -interna y externa- debido a su desarrollo insuficiente. La areola queda mirando hacia abajo, con piel suficiente debajo de ella.
  • Grado 3. La mama tuberosa de grado 3 tiene bastante similitud con la de grado 2, pero se observa una deficiencia de piel en la zona inferior del pecho. Esto hace que la base de la mama sea corta y la areola presente un aspecto dilatado-herniado.
  • Grado 4. Es el tipo de mama tuberosa más severo. La constricción afecta a todos los cuadrantes del pecho, dejándolo atrófico y con una base mamaria mínima. Este tipo de senos suele tener un aspecto asimétrico, con forma de tubo y una separación bastante pronunciada entre ambos, es el menos frecuente.

Cirugía para corregir el pecho tuberoso

La forma más eficiente y rápida de corregir el problema las mamas tuberosas es someterse a una cirugía que remodele su forma, debilitando el anillo fibroso de su base para ampliarla y crear un surco mamario, dándole una forma natural y armónica que se adecúe a la anatomía de la paciente. De este modo, conseguimos eliminar la forma tubular del seno (mama caprina), corregir la asimetría de la glándula mamaria y reducir el tamaño de la areola.

Hay que tener en cuenta que cada procedimiento quirúrgico es distinto y que, dependiendo del grado que presente el pecho, será necesario poner una prótesis o una lipotransferencia para darle mayor volumen y un aspecto más estético, el resultado es excelente, seguro y permanente.

  • Muy contenta con el trato recibido, con los resultados y con el personal que trabaja allí. La doctora me ha parecido encantadora y una gran profesion... Leer más
  • Un trato muy familiar, amable y considerado. Excelentes resultados🥰🥰
  • Máxima profesionalidad y un trato personalizado. Empáticos y amables.
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso