Seguro que te gusta sentirte bien y para conseguirlo, también es fundamental verte bien. Para muchas personas el rastro que el paso del tiempo deja en el rostro no resulta agradable. Por fortuna, en la actualidad está al alcance de todo el mundo revertirlo. En las siguientes líneas te mostramos cómo deshacerte de los surcos nasogenianos.

¿Qué son los surcos nasogenianos?

Los surcos nasogenianos son las líneas que se forman desde la nariz hasta comisura de la boca. Se trata de una de las primeras arrugas que suelen salir, ya que se producen por la relajación de los ligamentos de retención, la pérdida de los tejidos de soporte faciales, fundamentalmente los paquetes grasos profundos y superficiales, el adelgazamiento de la musculatura facial y en los casos más avanzados, pérdida de la estructura ósea, perdiéndose efecto lifting-tensor de la juventud. Aunque cada paciente es un mundo, lo habitual es que aparezcan alrededor de los 35 años.

Es cierto que el paso del tiempo es inevitable, pero sí puedes elegir la huella que deja en ti. Una de ellas son los surcos nasogenianos, que se pueden eliminar con facilidad gracias a la medicina estética y sin tener que pasar por quirófano. 

¿Cómo se pueden atenuar los surcos nasogenianos?

Usamos un ácido hialurónico de la máxima calidad para los surcos nasogenianos, es el mejor tratamiento que puedes encontrar para luchar contra este tipo de arrugas. Se utiliza para reposicionar esa zona y darle al rostro un aspecto mucho más joven. 

El proceso es rápido y sencillo. Lo primero es limpiar bien esa parte de la cara. Después, se eligen los puntos en los que se va a infiltrar el ácido hialurónico para conseguir un efecto lifting, se va aplicando por medio de pequeñas inyecciones. Por último, se da un pequeño masaje en la zona para repartir bien el producto. 

Una de las ventajas del ácido hialurónico es que es una sustancia natural que tenemos en cuerpo, se encarga de hidratar y lubricar los tejidos, las articulaciones y la piel, por lo que su uso evita cualquier reacción alérgica o efecto secundario. Otra es que, aunque durante la aplicación se pueden sentir algunas molestias, no es necesario utilizar anestesia. Aunque en algunos casos se aplicará en la zona una crema anestésica.

Además, el paciente puede volver a su rutina diaria una vez que termina la sesión, sin tener que tomar apenas precauciones, salvo proteger la zona del sol o no tocarla durante las primeras horas.

Al tratarse de una sustancia natural, el cuerpo termina absorbiéndola. Por eso, es necesario repetir el tratamiento una vez al año más o menos. Será tu médico el que valore tanto si es el tratamiento más adecuado para tu tipo de piel como la frecuencia necesaria. 

Una vez que se inyecta esta sustancia se puede comparar el estado de los surcos nasogenianos antes y después, además, de verte más joven, percibirás que el resultado es muy natural. 

Decir adiós a los surcos nasogenianos no puede ser más sencillo, así que no dejes de dar el paso para hacerlo. Solicita tu consulta sin compromiso.

  • Solo puedo decir que desde que me puse en manos de Virginia todo lo que me hecho ha sido un éxito. He mejorado sin sentirme diferente,sigo siendo yo ... Leer más
  • Perdón por intervenirme en vuestros comentarios. En primer lugar quiero dejar claro, "no estoy defendiendo a la Dra Martin", no la conozco de la nada... Leer más
  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso