Hay ciertos trastornos de salud que se ocultan porque al paciente le causan un cierto pudor. Es posible que alguna vez te hayas preguntado cómo saber si tengo ginecomastia. Se trata de un problema más común de lo que piensas y tiene una solución muy sencilla, en las siguientes líneas la descubrirás.

¿Qué es la ginecomastia?

La ginecomastia es un crecimiento anormal de las mamas de los hombres. No es un problema menor, ya que afecta a un gran número de hombres. No es una enfermedad en sí, pero puede estar provocada por algunos trastornos de salud. Además, suele dañar la autoestima de quien la padece.

Lo habitual es que aparezca en la adolescencia. La razón es un desequilibrio hormonal que da lugar a ese crecimiento anormal de las mamas en el hombre. Normalmente se corrige por sí solo, por eso, no se aconseja tomar medidas hasta que no acabe la adolescencia.

Además, también es un problema frecuente en la tercera edad. La razón es que en esa etapa de la vida se reduce la producción de testosterona, algo que causa el aumento de mamas en hombres adultos.

La ginecomastia también está relacionada con algunas enfermedades. Por ejemplo, con trastornos de las glándulas endocrinas, con enfermedades renales o hepáticas y también con la obesidad.

No podemos pasar por alto en este repaso que existen algunos medicamentos que pueden provocar el crecimiento de las mamas. Como algunos antibióticos o protectores de estómago, por ejemplo. Lo habitual es que, si se suspende o se cambia el tratamiento, el problema desaparezca por sí solo.

Por último, ten en cuenta que el consumo de alcohol, anfetaminas y marihuana parece estar relacionado con el aumento de mamas. En este caso, si se dejan de consumir también desaparece el problema.

¿Cuáles son los síntomas de ginecomastia?

Si te preguntas cómo saber si tengo ginecomastia, la respuesta es que debes fijarte en tus síntomas. El más característico, como ya sabes, es el aumento del tamaño del pecho. Además, puedes sentir molestias o incluso dolor solo con el roce o cuando te tocan. Los médicos reconocen tres tipos de ginecomastia, son estos:

  • Grado I. Es la forma más leve. Aparece como una especie de botón en la zona de la areola, pero no hay un exceso de piel ni de grasa acumulada. Lo habitual es que desaparezca solo.
  • Grado II. En este caso la gravedad es moderada. Se observan zonas de grasa y a veces sobra algo de piel. No desaparece por sí sola.
  • Grado III. Es el caso más grave y el pecho toma el aspecto de la mama de una mujer. Es necesario intervenir para corregir el problema.

¿Cómo se soluciona la ginecomastia?

Como has visto, en ocasiones será necesario actuar para eliminar la ginecomastia. Por supuesto, es necesario que un médico experto valore el caso y realice los estudios que sean precisos.

En el caso de que haya que someterse a una intervención quirúrgica, será muy sencilla. Se realiza una pequeña incisión en la zona y a través de ella se extrae la grasa acumulada. Después, es necesario aplicar frío en el área afectada durante 2 o 3 días, también evitar esfuerzos durante dos semanas y llevar una camiseta compresiva un mes. Los resultados se observan al momento y son permanentes.

¿Sospechas que padeces ginecomastia? Entonces, ponte en contacto con nuestro equipo y juntos encontraremos la solución perfecta para ti.

  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
  • Tratamientos excelentes Resultados espectaculares Trato agradabilisimo, alta profesionalidad
  • Me hice una rinomodelacion. Y aumento de labios y quedé encantada.
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso