Si hay un problema que sufren casi todas las mujeres es sin duda la piel de naranja. Además, se trata de un enemigo persistente, pero al que se le puede vencer. Para que lo consigas, debes conocer los tipos de celulitis que existen. Los descubrirás en los siguientes apartados.

¿Qué tipos de celulitis existen?

Dicen que para combatir al enemigo es vital conocerlo a fondo. De esta forma, sabes cómo te ataca, cuáles son sus armas y si tiene algún punto débil que te ayude a vencerlo. Por eso, queremos mostrarte los diferentes tipos de celulitis que existen, son estos:

  • Celulitis edematosa. Lo habitual es que este tipo de celulitis aparezca en la zona de los glúteos y también en los muslos. Su forma es acolchada y puede ser el inicio de las varices. Además, un aspecto característico de esta celulitis es que se siente dolor al contacto. Aunque las personas que padecen sobrepeso son candidatas perfectas, este problema puede aparecer en cualquier persona. Eso sí, si tienes mala circulación, si llevas una vida sedentaria, si tiendes a acumular grasa en las zonas comentadas o estás en la menopausia, tus posibilidades se incrementan.
  • Celulitis dura. Esta celulitis también suele cebarse en los glúteos y los muslos. Además, con frecuencia no viene sola, sino que llega acompañada de las temidas estrías. Para identificarla, solo tienes que fijarte en que la piel tiene hoyuelos y es rugosa. En este caso, es probable que duela al tacto, como en el anterior. Son muchas las razones que pueden llevar a su aparición, como el sobrepeso, la mala alimentación, una circulación deficiente o incluso una vida llena de estrés. Sin olvidar que se da con mayor frecuencia entre las mujeres jóvenes.
  • Celulitis blanda. Esta clase de celulitis también aparece en los glúteos y los músculos, pero puede hacerlo en otras zonas como en la espalda, los brazos o en la zona del abdomen. En estas últimas es mucho más habitual si se sufre de sobrepeso. La parte buena es que no es dolorosa ni siquiera al tacto. Se caracteriza por pequeños hoyuelos, que se extienden cuando te sientas o apoyas la zona. Detrás de este problema se encuentran razones similares a las de los otros dos tipos: vida sedentaria, sobrepeso, mala circulación… o incluso una ganancia o pérdida de peso muy rápida.

¿Tienes alguno de estos tipos de celulitis? Si es así, es necesario que luches contra ella con todas tus mejores armas. Pide ya tu cita con nuestro equipo de expertos y te mostraremos cómo podemos ayudarte.

  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
  • Me hicieron una operacion en el pecho y me lo hicieron muy bien estoy feliz con los resultados
  • Tratamientos excelentes Resultados espectaculares Trato agradabilisimo, alta profesionalidad
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso