Actualmente, podemos encontrar en el mercado un amplio catálogo de prótesis mamarias según las necesidades de cada paciente a la hora someterse a un aumento de pecho. Esta variedad permite ofrecer siempre la mejor solución.

A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las prótesis mamarias.

¿Qué son las prótesis mamarias?

Antes que nada, ¿qué es una prótesis mamaria?

La prótesis mamaria es el implante que se inserta en el cuerpo cuando se realiza un aumento de pecho. Tienen consideración de producto sanitario y se introduce mediante la propia cirugía, aumentando así el volumen de los senos. En otras palabras, se podría considerar el “relleno”.

Este tipo de operaciones de pecho con prótesis mamarias se realizan mayormente por estética para realzar la figura de la mujer. No obstante, hay casos en los que el objetivo es reconstruir el pecho en mujeres a las que se le ha extirpado debido al cáncer de mama, por ejemplo.

En cualquier caso, el volumen final dependerá de los deseos o necesidades de la paciente junto, por supuesto, a la opinión del especialista.

¿Qué tipos de prótesis mamarias existen?

Hay varias maneras de clasificar las prótesis mamarias que existen. Generalmente, se hace en función de la forma, la composición o el relleno y la textura o cobertura.

Según la forma

Tradicionalmente, siempre se diferenciaban entre tipos de prótesis mamarias redondas y anatómicas. No obstante, en la actualidad encontramos también prótesis ergonómicas.

  • Prótesis redondas: son las más usadas y tradicionales. Se trata de prótesis con una base redonda que ofrecen un resultado bastante natural, especialmente cuanto más plana sea la prótesis. Si tiene mucha proyección, se puede ver poco natural por la parte superior.
  • Prótesis anatómicas: las prótesis anatómicas, en cambio, tienen una forma de gota que respetan la anatomía natural de la mama. Queda más natural que las redondas para aumentos en personas que no tienen nada de volumen en la mama.
  • Prótesis ergonómicas: las prótesis ergonómicas tienen una base redonda, pero a diferencia de las prótesis redondas, están rellenas de un gel adaptativo que se acomoda según los movimientos de la propia mujer.

Según la composición

Las prótesis mamarias que podemos encontrar según el relleno que contengan son:

  • Prótesis de silicona: la silicona tiene una textura blanda y flexible, similar a una mama normal. Además, es el material más seguro y se usa en la mayoría de los casos.
  • Prótesis de suero fisiológico: la ventaja frente a la silicona es que, en caso de rotura, el material se reabsorbe. No obstante, se pueden desinflar y son algo más duras.
  • Grasa propia: una técnica mucho más novedosa. La utilización de la propia grasa del paciente como relleno evita posibles rechazos y es lo más natural para el organismo.

Según la textura

Las prótesis mamarias también presentan diferencias según la textura de la cobertura o envoltorio. Estas pueden ser:

  • Lisas: la ventaja de las texturas lisas es que dejan una menor cicatriz, disminuye la posibilidad de infección y tienen un tacto más blando. Por el contrario, el riesgo de encapsulamiento en el plano subglandular es mayor.
  • Texturizadas o rugosas: su tacto es más irregular lo que provoca menor riesgo de desplazamiento. Además, presentan un riesgo más bajo de encapsulamiento.
  • Microtexturizadas: son las más novedosas y tienen poco riesgo de encapsulamiento.

En Clínica Manzanares sabemos que son muchos factores a tener en cuenta a la hora de escoger las mejores opciones para un aumento de pecho. Por ello, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros y podamos estudiar tu caso para que tengas las mayores garantías.

  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
  • Tratamientos excelentes Resultados espectaculares Trato agradabilisimo, alta profesionalidad
  • Me hice una rinomodelacion. Y aumento de labios y quedé encantada.
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso