El ácido hialurónico y el bótox son dos sustancias utilizadas para la reducción de arrugas y tratamientos de rejuvenecimiento. Aunque en algunos casos el fin es similar, se trata de productos muy distintos. Para que conozcas sus diferencias, te vamos a explicar cómo actúa cada uno. 

Ácido hialurónico y bótox, dos sustancias muy diferentes

Aunque algunos usos son similares, se trata de dos sustancias con orígenes muy diferentes. Por lo tanto, los resultados también cambian en los dos casos. La elección de uno u otro debe basarse siempre en el conocimiento y asesoramiento de un médico experimentado.

Ácido hialurónico

Indicado para la pérdida de volumen y/o deshidratación de la piel.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en el organismo. Está presente en muchos tejidos y su función principal es la de retener líquido. Cuando se aplica por medio de inyección, el ácido hialurónico absorbe líquido y aumenta su tamaño considerablemente

El efecto del ácido hialurónico es especialmente ventajoso para rellenar aquellas partes que han perdido volumen con el paso de los años, generando arrugas. Asimismo, se emplea en otros tratamientos para  hidratar y/o aumentar su volumen, como, por ejemplo, los labios o los pómulos.

Entre las virtudes de este sistema están que el resultado es totalmente natural, que el cuerpo lo reabsorbe y que no se pierde expresividad. Además, es útil en personas de todas las edades. 

Bótox

Indicado para las arrugas de expresión sobre todo del entrecejo, patas de gallo y frente.

El Bótox es la marca comercial con la que se conoce la toxina botulínica. Esta sustancia tiene la capacidad de inhibir la contracción muscular, por lo menos en parte. De este modo, las arrugas y líneas de expresión, tan evidentes en algunas zonas del rostro, dejan de ser evidentes consiguiendo una mirada más rejuvenecida y un aspecto más fresco.

La pérdida de expresión es mínima, si se aplica en las cantidades indicadas. Sin embargo, a diferencia del ácido hialurónico, no produce un aumento de volumen, lo cual puede ser más conveniente en algunos casos. 

Son pocas las contraindicaciones de este tratamiento, considerándose un medio seguro y efectivo. Por ejemplo, generalmente, las arrugas que requieren de Bótox suelen aparecer después de la treintena, por lo que es común que no se recomiende antes de esa edad. Tampoco debe utilizarse durante el embarazo. 

¿Cómo saber cuál debe utilizarse en cada ocasión?

La mejor manera de saber cuándo utilizar ácido hialurónico o bótox es dejarse asesorar por un médico. Tras analizar tu caso, puede determinar el tipo de tratamiento rejuvenecedor que mejor encaja con tus circunstancias y con tu tipo de piel. En Clínica Manzanares tenemos más de 35 años de experiencia y podemos ayudarte a elegir. Contacta con nosotros o pide una cita en nuestra clínica de Alicante.

  • Buen trato y muy profesional la doctora. La mejor clínica de la zona en su ámbito y precios muy competentes. Volvería y lo recomendaría sin duda
  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
  • Me hice una rinomodelacion. Y aumento de labios y quedé encantada.
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso