Muchas personas no se sienten cómodas con su imagen y les cuesta dar el paso de intentar mejorar. Es posible que opten por disimular esas imperfecciones o que simplemente se conformen con su físico. Sin embargo, es una lástima, ya que en la actualidad no solo existen incontables tratamientos, sino que también son asequibles para casi todos. En las siguientes líneas te mostramos qué es la mastopexia y cómo puede ayudarte a mejorar tu aspecto.

¿Qué es la mastopexia?

La mastopexia es una intervención quirúrgica para elevar el pecho. Además, se elimina el exceso de piel y se colocan los senos en su lugar. La caída del pecho se puede deber simplemente al paso de tiempo, pero también a los embarazos, la lactancia o los grandes cambios de peso. 

Además, en esta misma operación se puede aprovechar para aumentar el tamaño de los pechos si se utilizan prótesis. Otra opción es reducir el tamaño de la areola si se desea. 

¿Existe algún requisito para someterse a una mastopexia?

En principio, una mastopexia es una cirugía apta para cualquier mujer que no tenga ninguna patología que desaconseje la intervención. Eso sí, si está embarazada o piensa estarlo en un plazo breve de tiempo, no se realiza. Además, no se recomienda si existe un sobrepeso notable. 

Si en el futuro la mujer que se ha sometido a un mastopexia desea tener hijos, podrá dar el pecho sin ningún problema. 

No debe preocuparte si estás pensando en someterte a una mastopexia si se trata de una operación recomendable en tu caso, ya que el cirujano se reunirá contigo previamente para analizar tu situación. Después, con toda la información tú misma podrás tomar la decisión más adecuada. 

En esa reunión también podréis decidir si realizar una mastopexia con prótesis o una mastopexia sin prótesis. La mejor opción para ti dependerá de si deseas aumentar su tamaño o si solo pretendes que tu pecho deje de estar caído. 

¿Cómo se realiza la mastopexia?

Una mastopexia es una operación sencilla, que en muchos casos se realiza de manera ambulatoria, aunque en otros requiere un ingreso de una noche. Se utiliza anestesia general y suele durar menos de tres horas. 

En la intervención se realizan incisiones en la zona donde se va a retirar la piel. Cuando se utiliza un implante, el doctor decidirá cuál es la técnica más apropiada. 

La operación deja unas cicatrices que irán volviéndose cada vez más invisibles hasta que desaparezcan casi por completo. Después de la intervención debes tener algunos cuidados, como utilizar un sujetador especial y también evitar esfuerzos. Además, el doctor te recetará analgésicos para el dolor. 

Esta intervención estética ofrece excelentes resultados, que se perciben desde el primer día. Eso sí, habrá que esperar algunas semanas para observar la forma definitiva del pecho. 

¿Tienes el pecho caído? Ahora que ya sabes qué es una mastopexia, no dejes de apostar por mejorar tu imagen. En Clínica Manzanares somos expertos en cirugías de pecho, pide tu cita ya.

  • Algún día me haré de todo aquí...cuando tenga dinero
  • Tratamientos excelentes Resultados espectaculares Trato agradabilisimo, alta profesionalidad
  • Me hice una rinomodelacion. Y aumento de labios y quedé encantada.
WhatsApp chat
Llámanos sin compromiso